Generales

Fecha de publicación: Miercoles, 16 de Mayo de 2018 Hora: 10:37:19

Multimedia

A 700 podría ascender el número de familias afectadas en por lo menos 8 poblaciones del sur de Bolívar por la creciente incontrolada en la cabecera del rio Cauca por los taponamientos en Hidroituango que han provocado en las últimas horas un aumento considerable del caudal del Rio Magdalena, con las consecuencias lamentables de inundaciones en por lo menos 10 poblaciones importantes que se encuentran en las riveras de esos ríos y sus afluentes.


Conoció además FRENTE A FRENTE que las afectaciones provocadas por las fuertes lluvias, que habían causado inicialmente inundaciones en cuatro municipios del departamento, en los cuales la Gobernación de Bolívar declaró alerta naranja e hizo un llamado a los consejos municipales de Gestión del Riesgo para que se mantengan en monitoreo constante.


Según lo manifestado en un comunicado por el director de la Unidad de Gestión del Riesgo de bolívar, Hugo Benítez, los municipios inicialmente afectados son Simití, San Pablo, Cantagallo y Regidor, pero esta mañana llegaron reportes de las alcaldías municipales en poblaciones como Achí, Montecristo, y Pinillos, donde los estragos por las crecientes súbitas de estos dos afluentes han causado emergencias que se agravan aún más por la fuerte erosión que golpea a estas comunidades ribereñas que carecen de buenos muros de contención para evitar el ingreso de las aguas.


Las situaciones más críticas se presentan en San Pablo, donde son 160 familias afectadas; y en el municipio de Simití, en el corregimiento de Cerro Burgos, con 70 familias.


Desde ayer martes fueron activados los consejos municipales de Gestión de Riesgo y las familias más afectadas han sido reubicadas en albergues temporales, en coordinación con las alcaldías municipales, y entidades del sistema de Gestión del Riesgo.


“La fecha estimada para finalizar la primera temporada de lluvias es el 18 de junio.

Hasta entonces, desde Unidad Departamental de Riesgo, hacemos un constante monitoreo de niveles de ríos para emitir las alertas tempranas y tomar las acciones preventivas que sean necesarias”, dijo Hugo Benitez, director Unidad De Riesgo, de Bolívar.


Por su parte el Gobernador Dumel Turbay recordó que “Los alcaldes municipales deben presentar proyectos que cumplan con todos los elementos en los Ocad regionales, no podemos perder más tiempo, el invierno continuará y todas las geografías del Caribe deben ser intervenidas", aseveró el gobernador Turbay quien pidió al Departamento Nacional de Planeación (DNP), Fondo de Adaptación, Ocad regional y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos acelerar recursos.


Las pocas veredas que aún no se ven afectadas por las aguas, claman pronta intervención de las autoridades, como es el caso del corregimiento de La Victoria, en donde los niveles de los ríos, están a punto de generar una tragedia.


“Estamos en un momento crítico ya que la erosión está a punto de generar un desbordamiento de los ríos y al darse esto por aquí, no lo permita Dios, esto sería una tragedia que no habría comparación; Pedimos presencia del gobierno municipal, departamental y nacional para que nos ayuden a poner una talanquera y evitar que esto ocurra”, expresó un habitante del corregimiento de La Victoria.


.


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores