Opinion

Fecha de publicación: Viernes, 30 de Marzo de 2018 Hora: 04:36:32

Multimedia

No es con politiquería, no es sembrando cizaña, no es con mala fe, no es con alianzas cuestionables, que ganaremos la Alcaldía de Cartagena en las elecciones atípicas del 6 de mayo.

Lo haremos con gerencia, con independencia, con valor, con certezas, con las cuentas claras, con sensatez y con transparencia. La ciudad se cansó de juramentos a la bandera y de promesas fallidas.

Hoy tenemos dos caminos: escoger un proyecto que solo tiene para mostrar las alianzas políticas que tanto daño le han hecho a Cartagena o votar por el proyecto de la gente decente, es decir, el que cuenta con la suficiente libertad y autoridad para devolverle la dignidad a Cartagena. Cada día me levanto más orgulloso de las personas que me acompañan y de las que se suman a este proyecto participativo de ciudad que se ha propuesto derrotar la corrupción como hilo conductor de las decisiones públicas.

Es la gente comprometida, la que defiende el bien común, la que pide a gritos un cambio, la que está de este lado. Me lo expresaron en los más de 20 encuentros ciudadanos que realicé por toda la ciudad y me lo ratifican en las maratones que hago por los distintos barrios de Cartagena.

En su confianza, en una decisión por Cartagena que ya tomaron y que no tiene vuelta a atrás, esta es la fuerza que me guía y me impulsa a seguir adelante. Las comunidades están unidas, con firmeza, pues saben que superar la crisis social de la ciudad es lo que está en juego.

Esta solidaridad es fundamental para lograr la victoria del buen gobierno que encarnamos todos los ciudadanos que defendemos la vida, la democracia y los derechos que la politiquería amenaza. Conmigo no habrán más aplazamientos.

Me he comprometido públicamente a implementar el plan maestro de educación, a por fin ejecutar la Política Distrital “Mujeres en pleno goce de sus derechos” a defender los derechos de los grupos poblacionales que históricamente han sido vulnerados, a combatir la delincuencia y a derrotar la inseguridad con un plan de choque que comprende estrategias de inteligencia policiva y la creación de los GABS, Grupos de apoyo sostenible a los barrios para proteger a nuestros jóvenes de las bandas criminales. Con visión gerencial pondré en marcha los grandes macroproyectos que necesita Cartagena para perfilarse como una ciudad competitiva, equitativa e incluyente.

Con mano de obra local, ejecutaré más de 250 obras prioritarias para los barrios de Cartagena, recuperaré escenarios deportivos y generaré más de 10.000 empleos.

De igual forma instalaremos una mesa permanente para la superación de la informalidad y garantizar el derecho a un trabajo digno. El bien común acabará por imponerse, la maquinaria quedará enterrada para siempre y la ciudad volverá a nacer en las elecciones del 6 de mayo.

Porque el triunfo del buen gobierno ya fue aplazado una vez pero no nos lo van a arrebatar de nuevo.

Entre todos, sin politiquería, le devolveremos la dignidad a Cartagena.

Con independencia y autoridad, ¡Lo haremos!. Por Andrés Betancourt, candidato a la Alcaldía de Cartagena. .


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores