Opinion

Fecha de publicación: Lunes, 23 de Abril de 2018 Hora: 08:15:38

Multimedia

Siempre hay una Cartagena más jodida que la otra.

La inestabilidad administrativa y los malos gobiernos nos dejan como saldo una crisis institucional que se refleja tanto en el deterioro de la infraestructura comunitaria, como en los escándalos de corrupción que sacuden el contexto político de nuestra historia reciente.


La noticia del día es un personaje público que se va preso, un edificio en riesgo de desplomarse, una nueva construcción ilegal, una niña asesinada, una mujer abusada, una nueva fechoría por parte de las bandas criminales, más muertes violentas, más politiquería, más derrotas para una sociedad que a diario enfrenta situaciones de injusticia, desigualdad y exclusión.


No soy el único frustrado.

No nos engañemos.

Puede que esta ciudad sea “fantástica” para unos, pero para la mayoría se ha vuelto invivible; A los indiferentes no les preocupa que Cartagena siga aumentando su record de alcaldes y el consecuente desbarajuste en la gestión pública que esto implica; A ellos los mueven sus ambiciones personales, sus deseos de poder y no la decisión genuina de transformar la ciudad.


Las cartas ya se destaparon.

El camino andado hasta este punto de la contienda electoral ha permitido revelar quién es quién y quién está con quién.

Y a los que representan un riesgo jurídico para la ciudad les tengo noticias: ¡Los vamos a derrotar!; Cartagena merece ser gobernada con gerencia, independencia y autoridad; Háganse a un lado quiénes arrastran el manto de una inhabilidad que les impediría gobernar; No sólo decidieron hipotecarse, sino que además pretenden llegar al poder sin tener claridad frente a su situación jurídica.


Lucharemos juntos por una nueva ciudad.

Tenemos que dar un paso más allá de nuestra impotencia e indignación y así mirar al futuro; Triunfaremos para cumplir las metas contempladas en nuestro programa de gobierno “Cartagena entre todos”.

Las elecciones atípicas serán la oportunidad para derrotar de una vez por todas a los malos gobiernos y abrirle el camino a las grandes transformaciones que merecen los cartageneros.


La lucha social que heredamos de Pedro Romero y los zanqueros de Getsemaní por nuestra libertad sigue viva.

Contamos con la fuerza del Almirante Padilla derrotando a los españoles en la noche de San Juan, con la valentía de tantos hombres y mujeres que no han bajado los brazos en medio de la desesperanza; Nos mueve la indignación y la rabia, pero por encima de eso, nos moviliza el profundo deseo de cambiar el destino de la ciudad y sé que lo lograremos.

Nuestra decisión de cambio no tiene precio; Nada puede frenar la gallardía de un pueblo que se une para liderar su destino.

Este 6 de mayo, los venceremos en las urnas; Con coraje, con valentía y con dignidad entre todos ¡lo haremos! POR ANDRÉS BETANCOURT GONZALEZ Candidato a la Alcaldía de Cartagena .


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores