Generales

Fecha de publicación: Jueves, 25 de Octubre de 2018 Hora: 09:53:55

Multimedia


Tirándose los escasos cabellos que le quedan, anda el gerente de Transcaribe Humberto Ripoll, ante la vulnerabilidad que presentan hoy las 17 estaciones del sistema, incluido el patio portal, por la ausencia total de vigilancia privada y policial, luego que se dejaran vencer los convenios y contratos, a pesar del ejército de abogados que tiene la entidad.


FRENTE A FRENTE, confirmó que la licitación por 250 millones de pesos mensuales para contratar una empresa de vigilancia y seguridad privada que atienda las estaciones, fue declarada desierta, razón por la cual como es obvio, y era lo que se quería, se abrió en las últimas horas un proceso de selección abreviada en mínima cuantía hasta diciembre para contratar a dedo y directamente con la empresa de su preferencia.


Mientras ello ocurre, las 16 estaciones de Transcaribe y el Patio Portal deben permanecer desprotegidas, debido a las constantes y extrañas improvisaciones de Humberto Ripoll, gerente del SITM.


¿Y LA POLICIA QUE?

En su loco afán por tratar de mantener seguras las estaciones, Ripoll acudió a la Policía Metropolitana de Cartagena, pero desde allí le respondieron que no podían atender las funciones de una empresa de seguridad privada, y que si quería un servicio especial había que realizar un convenio interinstitucional que anualmente le significaría una erogación de dos mil millones de pesos, y que ese servicio solo podía prestarse con agentes auxiliares bachilleres, ya que no se podía distraer el pié de fuerza disponible, utilizándolo únicamente para las estaciones, mientras se desprotegía el resto de la ciudad, dejándola en manos de la delincuencia.
NUEVOS ATAQUES A LOS ARTICULADOS

En dos actos de vandalismo, uno la noche del miércoles y otro, en la mañana de ayer jueves, buses del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Transcaribe fueron atacados por desconocidos, que lograron impactar y romper los vidrios de los vehículo; según el reporte, el primer ataque ocurrió a las 7.20 de la noche del miércoles, en el sector de Nelson Mandela cuando desconocidos lanzaron una piedra que provocó la ruptura de dos ventanas de vidrios de un bus que cubre esta ruta, mientras que ayer jueves algunos jóvenes que se dedican a limpiar vidrios en la zona del Gallo, también lanzaron piedras a los ventanales de un articulado, causando heridas a una pasajera.


El alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, rechazó el ataque vandálico contra los buses del sistema Transcaribe, hecho violento que dejó una persona herida en la mañana de ayer e hizo un llamado a todos los cartageneros a cuidar nuestro patrimonio y servicio de transporte masivo.
.


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores