Opinion

Fecha de publicación: Miercoles, 23 de Mayo de 2018 Hora: 08:39:20

Multimedia

COLUMNA DE OPINIÓN
PUNTA DE LANZA
POR SENEN GONZÁLEZ VELEZ
Esta muy bien que la aspiración del ser humano este motivada por el deseo vehemente para desarrollar todas las creatividades plasmadas en símbolos, que tenga a bien dibujarle su imaginación; como la música, el arte, la ciencia, la historia en mitos, la magia, la política, hasta convertir el petróleo en aguacate.
Todo es posible en el misterioso mundo que guarda el calabazo que recubre el cerebro.

Todo acto proactivo que desarrolle el ser humano, es bueno y necesario para sentirse vivo y útil a la sociedad; La idea es, sin duda, tener ganas de vivir, luchar por todo aquello que queremos; respetar los derechos propios y ajenos y jamás permitir que se nos maltrate nuestra dignidad, y tener como meta, el que entre todos construyamos él futuro; Ese debe ser el ideal.


Esa es la esperanza de todo pueblo, o, ¡nación que ame la libertad! Por ello, el discurso vehemente y constante de Petro sobre la Colombia Humana, tentador disfraz de fantasías que reflejan la realidad, vestida de atractivas pero de inalcanzables ilusiones, me hizo recordar algunos pasajes de la Divina Comedia, de Dante Alighieri, en especial cuando este, se vio perdido en medio de la espesa selva, en que solo alcanzaba a divisar desde lejos, un rayo de sol, que veía salir de la cima de la montaña; Estaba bien perdido, pero, siguió el camino de la engañosa luz, que marcaba ese esplendoroso rayo.

Al seguir en ascenso a su encuentro, se tropezó con tres fieras; La pantera, que simbolizaba la lujuria, el León que representaba la soberbia y la ambición, y… la loba, la terrible avaricia.


La fuerza creativa de Virgilio sale a su encuentro para ayudarlo, y es cuando juntos inician el camino hacia el infierno y el purgatorio.

Después de pasar los nueve círculos que nos muestra el mapa alegórico de DANTE, me pregunto: ¿Sera que el candidato Don Gustavo Petro, que pregona por una Colombia humana, si, aprendió la lección cuando llevó al purgatorio a inocentes y al limbo a recién nacidos? Quien sería su Virgilio, que lo alentó a internarse en las selvas colombianas, para terminar, aislando al ser libre, ¿y… convertirlo en su presa, como secuestrado? ¿Qué león motivo su soberbia? ¿Qué pantera despertó su lujuria y que loba, atizo su avaricia? ¿Es que, para sentirse un héroe, y al mejor estilo del pensar griego, debía primero descender al infierno, para encontrar y reivindicar a Colombia?
¿Acaso Venezuela, la de Chávez y Maduro, no es hoy un infierno, suficientemente real para acercar a Colombia a ese bestial desastre? Nada más dantesco que la aspiración de Petro, genuino embajador del infierno bolivariano.

No deseamos eso para Colombia, de verdad que no.

Por esa razón, el 27 de mayo, hay que salir a votar en sana paz y con la hidalguía de aceptar los resultados, no, lo que temerariamente propone Gustavo Petro, de invitar a la plaza pública, a su masa votante a la espera de los resultados, para ejercer la protesta de la inconformidad.

Es una invitación irresponsable del Dr Petro, que se sabe como comienza, pero jamás se calculan los resultados.


En otras palabras, puede surgir de su inapropiada invitación, la incitación, a una trágica asonada, de la cual, el seria su principal responsable.

Se auto condenaría políticamente y sería un capítulo más, de los nefastos d su propia historia.

Sería tanto como replicar, el asalto al Palacio de Justicia.


senengonzalezvelez@hotmail.com
.


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores