Deportes

Fecha de publicación: 2018-02-23 02:44:49

Multimedia

Especial de Juancho Herrera y Nelson Ibarra Aun no tenia edad para obtener cedula de ciudadania, cuando consagro su nombre entre los deportistas inmortales de Colombia, nos referimos a Isidro Herrera Acuna, el jovencito que a los 17 anos inscribio con letras doradas su nombre en la historia del beisbol y el deporte nacional, al derrotar a Mexico en un tercer y definitivo partido, cuatro carreras a cero para que Colombia se coronara campeon mundial amateur en la decimosexta serie mundial de beisbol en 1965, realizada en Cartagena y Barranquilla. Se inicio formalmente en el equipo Tigres del Prado, nacido y criado en el barrio beisbolero Lo Amador, llamado popularmente: ‘plateado por la luna’.

En esa misma barriada donde nacieron las inolvidables figuras de nuestro beisbol Pedro ‘Chita’ Miranda y su hermano ‘Jolo’ ambos representantes de Colombia en torneos internacionales del beisbol, ente ellos la novena Serie Mundial, donde Colombia se corono por vez primera campeon planetario. Su consagracion en la XVI Serie Mundial Isidro Herrera no era el pitcher escogido para lanzarle a la novena mexicana En primera instancia se penso en Arthur Forbes, pero este saco miles de excusas para decir que no estaba bien ante la responsabilidad que significaba enfrentarse a los aztecas desde monticulo.

Fue Justo Taborda el mas popular de los ‘cargabates’ del beisbol colombiano el encargado de informarle que el manager Tony Pacheco queria hablar con el.

Una vez que recibio la noticia de tan importante responsabilidad, se dirigio a Lo Amador a informarle a los vecinos para que estos en su gran mayoria estuvieran en las gradas del estadio ‘Once de Noviembre’. El dia 27 de febrero de 1965 al llegar al coloso novembrino encontro a Forbes calentando,se enojo un poco y recibio despues otra sorpresa, cuando el anunciador daba a conocer la alineacion y escucho Isidro Herrera es el lanzador, observo un estadio lleno como el queria.

El triunfo ante Mexico fue inolvidable, cuatro carreras, la hazana que lo hizo un idolo y la complemento al quedar como mejor pitcher en el torneo de beisbol de los Juegos Bolivarianos de ecuador en el ano 1966. La carrera de Isidro fue truncada por un absurdo accidente, precisamente cuando se dirigia a un encuentro de beisbol en el municipio sucreno Tolu.

Viajaba con la novena de Getsemani, en un momento en que ya los Indios de Cleveland se habian fijado en el para llevarlo a la gran carpa.

Al recordar el infortunado suceso lo asocia con una fecha boxistica, ese dia peleo Bernardo Caraballo con Waldemiro Pinto, en Barranquilla, el 13 de agosto de 1966.

Hay cosas muy lamentables y una de ellas le sucedio a Isidro Herrera, un camion trato de adelantarse, choco con el bus y le fracturo el humero derecho. Getsemani vive sumamente agradecido del beisbol, con alegria recuerda sus actuaciones en el terreno sus facetas como entrenador y manager.

El triunfo que obtuvo jugando la final frente a la novena de Caribesa, en la categoria menor.

Sus cinco triunfos en el regional costeno, cuando reforzo al equipo del Terminal.

Y todo lo recuerda sublimizando siempre su deporte preferido.

Recuerda Isidro Herrara con mucha nostalgia el dia que el Dr.

Pineres le regalo una arepa con huevo y una gaseosa, “porque su hijo me dio un hit”, dice, acompanando la expresion con una sonrisa de satisfaccion, era la primera vez que despues de un juego, recibia tal atencion, continua contando todo lo que le sucede ese dia.

“Luego de disfrutar el regalo gastronomico, me dirige a mi casa y le cuento lo que sucedio mi mama, se habia enterado por la narracion que hizo Edgar Perea, quien daba sus ‘pininos’ en la radio deportiva de Cartagena.

Primero me dio un beso por el triunfo y luego una ‘cueriza’ por haberme ido a jugar sin permiso.

Recordo Isidro. “Al dia siguiente bien temprano me encontraba en el Playon Grande practicando la ‘pelota caliente’, yo perteneci a una familia beisbolera, cuatro de mis hermanos tambien eran lanzadores lo contrario de los hermanos Blanco, ellos eran receptores”, agrego.

Herrera, bachiller de la Universidad Libre, vive con mucho entusiasmo el beisbol, como manager, umpire es facil encontrarlo en lugares de El Centro Historico hablando de ‘la pelota caliente’ recordando sus momentos de beisbolista activo.

Los logros trascendentales en el deporte, son la forma de ser ilustre de los deportistas e Isidro lo fue.

Isidro Herrera lanzo unos innings y su segunda base de 1965 recordando recordando el gran momento de hacia cincuenta anos, Herrera corrio y felicito a Guillermo Rodriguez regadera quien le conecto imparable, era una retribucion porque Rodriguez fue el primero en felicitarlo, cuando le colgo el ultimo out a Mexico.

“Recordar es vivir” dice una frase que a fuerza de uso se ha convertido en adagio y para Isidro recordar sus facetas de beisbolista es volver a vivirlas.


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores