Opinion

Fecha de publicación: Viernes, 23 de Marzo de 2018 Hora: 05:25:00

Multimedia

“Aunque parezca paradójico, la mayoría de personas con ínfulas de grandeza comparten un rasgo muy peculiar: su autoestima necesitó construirse con una barrera y lo que parece un alto muro de concreto, no es más que una muestra de las fisuras por donde se filtra su confianza”. Es tanta la inestabilidad administrativa y la tamaña desorganización deportiva en el distrito de Cartagena y en todos los otros municipios del departamento de Bolívar incluido el tal Iderbol, que hoy podemos decir sin temor a equivocarnos, que en materia de procesos deportivos hemos llegado a tan altos niveles de ineficacia que lo podemos llamar como el clásico “Perrateo”. La organización deportiva de la que nos preciábamos, hace ya parte de nuestra historia, pero lo más triste y desconsolador es que ninguno de los supuestos actores o dolientes de esta actividad ni se inmutan por lo que viene ocurriendo, es decir; un silencio sepulcral producido por el “miedo” que prefieren voltear para el otro lado. Las pésimas decisiones que desde hace varios años se han tomado desde el Iderbol y desde el Ider han llevado al traste a todos los procesos deportivos que traían las ligas y los clubes con sus deportistas, y en cambio de esos procesos con nuestros deportistas natos de Cartagena y Bolívar, apareció la fatal ocurrencia de contratar por sumas millonarias a deportistas de “Altos Logros” de otros departamentos simplemente para satisfacer el ego del funcionario y del gobernante para que con el manido cuento de las tales medallas de oro en juegos nacionales engañar a los incautos, o a sus cómplices periodistas de medios impresos y radiales, diciendo que Bolívar se convirtió en una potencia del deporte en Colombia, cuando los sensatos sabemos que eso es pura falacia. Es tanto el “Perrateo” en Iderbol, que cuando fue elegido gobernador de Bolívar el Doctor Dumek Turbay, gerente de esta institución del estado durante ocho (8) años, muchos creyeron que en el departamento se iban a replantear los procesos deportivos debido a que como se había logrado el objetivo de ocupar el cuatro lugar a nivel nacional y de paso la sede para los juegos nacionales de 2019 todo debería volver a su normalidad, pero fue solo una ilusión porque ahora Iderbol está peor que antes ¿Por qué? porque a más de uno se le fue “el hueso al pozo” y no contaron con que como los dueños de Iderbol lo habían negociado políticamente con una de las senadoras cartagenera, que en ese momento apoyaba a la doctora Yolanda Wong aspirante a la gobernación de Bolívar, necesitaban llevársela para las huestes electorales de Turbay le entregaron políticamente a Iderbol ¡Hasta allá han llevado el deporte de Bolívar, a creerse que son los dueños del ente deportivo departamental y de los deportistas convirtiendo todo este maremágnum en un físico Perrateo! Y si por Iderbol llueve torrencialmente la inestabilidad gerencial y la ineficiencia, por los lados del Ider sí que es el súper Perrateo.

Nombramiento de “directores” que jamás se les conoció en el ámbito deportivo de la ciudad, y que seguramente cuando niños siquiera jugaron con….los barrotes de la cuna, y ahora resulta que se auto elogian diciéndole a los periodistas que lo entrevistan que dizque son la “Verraquera” en conocimientos y procesos deportivos.

Con el respeto que me merece el deporte, cada que vez que los escucho les confieso que me producen unos sentimientos encontrados, es decir; no sé si llorar o reírme, pero termino riéndome para no darme mala vida.

¿Pero quienes “Perratearon” al Ider?, los mismitos que vagacearon a Iderbol.

.


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores