Generales

Fecha de publicación: Miercoles, 21 de Marzo de 2018 Hora: 06:22:08

Multimedia

El Presidente Juan Manuel Santos acompañado por el Gobernador Dumek Turbay, el Alcalde Sergio Londoño y el Ministro de Transporte German Cardona inspeccionaron las obras del viaducto Cartagena-Barranquilla y fueron testigos excepcionales hoy de la fundición de la última parte de la estructura construida sobre el Gran Manglar de la Ciénaga de La Virgen, que tiene 4,7 kilómetros de extensión y que contó con una inversión de casi $700.000 millones.

La obra que une a Cartagena con Barranquilla beneficiará a los 11 millones de habitantes de la Costa Caribe. El Primer Mandatario presenció el vaciado de concreto de la última loza del puente, que hace parte de la concesión Cartagena-Barranquilla /Circunvalar de la Prosperidad, a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura.

(ANI).

Como símbolo de la unión de las dos ciudades caribeñas, El Jefe del Estado tomó las manos de los gobernadores de Bolívar, Dumek Turbay, y de Atlántico, Eduardo Verano, cuyas capitales estarán media hora más cerca gracias a la imponente obra. “Quiero resaltar algo que todos los colombianos debemos sentir: el inmenso orgullo por la ingeniería colombiana y por la mano de obra colombiana”, dijo el Presidente Santos, frase que fue recibida por un sonoro aplauso por parte de obreros e ingenieros a cargo de la obra. Destacó el Jefe del Estado las muy rigurosas condiciones de construcción de la obra que impidieron cualquier daño ambiental sobre el Gran Manglar, muy cerca de la turística ciudad de Cartagena de Indias, así como los 2.500 empleos directos generados. El Jefe del Estado dijo que los materiales de la construcción del puente se almacenan en sitios adecuados, lejos de la ciénaga, y se retiran a medida que avanza la obra, así como se prohibió cualquier tipo de vertimiento y se evita la caída de residuos, como tampoco se ha permitido la captación de agua de la Ciénaga de la Virgen. De la misma forma, indicó que la obra tiene un adelanto de 9 meses, producto de los buenos diseños y planeación hechos desde el Gobierno, así como las más modernas técnicas de ingeniería del mundo. La obra hace parte de la Cuarta Generación de nuevas autopistas y de toda la Revolución de la Infraestructura que con inversiones por $87 billones de parte del Gobierno, están poniendo al país a la vanguardia en la modernización de vías, aeropuertos, puertos y ferrocarriles. .


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores