Generales

Fecha de publicación: Martes, 02 de Agosto de 2022 Hora: 09:31:40

Multimedia

 

 

Por HUMBERTO MERCADO PÉREZ

 

En un verdadero circo donde se pueden encontrar trapecistas equilibristas de la cuerda floja, maromeros, muchos payasos y locos se ha convertido el Concejo Distrital de Cartagena, por la constante disputas del poder para asegurar su subsistencia el año próximo en las elecciones regionales, y todo proveniente del manicomio la Plaza de la Aduana.

 

Luego del falso positivo contra Gloria Estrada, maquinado desde el mismo concejo y de la alcaldía local se pensó que habría paz política,  pero las aparentes aguas mansas, tenían un torbellino en el fondo el cual quedó en evidencia al finalizar la semana anterior, cuando Rafael Meza y otros 12 Concejales incluido el primer vicepresidente se coaligaron para asestar una puñalada trapera y pretendieron apoderarse de la Contraloría y de la próxima mesa directiva.

 

Ayer se conoció la renuncia de su títere GUSTAVO NUÑEZ VIVERO, quien a pesar de estar insubsistente hacia 8 días aceptó posesionarse  como Contralor Distrital, en remplazo de RAFAEL CASTILLO quien estaba encargado; con lo cual ahora la ciudad no tiene Contralor Distrital; pero si un Concejo salido de cause y con carencia total de sindéresis política y moral.

 

La ciudad vive un desgobierno sin par, donde la gran mayoría de sus funcionarios siguiendo los pasos de su alcalde, actúan desquiciadamente, en busca de una camisa de fuerza que los frene, al tiempo que las finanzas se encuentran en total desmedro, ya que se piden facultades de más créditos y endeudamientos, sin justificar ni dar cuenta de los ya otorgados.

 

 

 

 

 

  • Patrocinador
  • Compartir :


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores