Deportes

Fecha de publicación: Martes, 03 de Mayo de 2022 Hora: 08:22:40

Multimedia

 

Por: LUIS A BELLO – Especial para Frente a Frente

 

 

Sin lugar a dudas, en lo que a nosotros respecta, el estadounidense "Sugar Ray

Robinson", cuyo verdadero nombre era Walker Smith Jr, ha sido el mejor boxeador,

ibra por libra, en toda la historia del boxeo mundial; Robinson, nacido el 3 de mayo

de 1921 en Detroit, Michigan, era la máxima expresión del boxeo vistoso, pletorico

de colorido y brillantez.

"Sugar Ray", está ubicado como el cuarto noqueador más

efectivo en todos los anales del pugilismo profesional, siendo solo superado, en

su orden, por: Archie Moore, Young Eddie Williams y Young Stribling, rompió

todos los récords de taquilla durante su época gloriosa.

 

 

Los amantes al boxeo acudían masivamente a los escenarios dónde lo

programaban, para verle combatir y deleitarse con su depurada técnica, la

velocidad de sus pies, los naturales movimientos, su finteo y, su fuerte pegada;

porque era un boxeador completo en toda la extensión de la palabra., ya que

en muchas de sus peleas no llegó a despeinarse sus engominados cabellos.

 

 

Robinson, fue seis  veces campeón mundial, una en el peso welter y las cinco

restantes en la mediano, división considera la reina de todas, porque en ella se

conjugaba el estilo, técnica, rapidez y pegada; Esa hazaña lo llevo a convertirse

en el primer boxeador en toda la historia en ganar más títulos orbitales, en una

poca donde no existían las divisiones sintéticas o intermedias.

 

 

En su carrera de 25 años sobre los ensogados, entre 1940 y 1965, el "azuquita"

mostró su gran clase desde su debut profesional ante Joe Echevarría, al que

anestesió en el segundo asalto el 4 de octubre de 1940 en Nueva York; Su

representante, George Gainfod, descubrió una mina de oro en Robinson, por lo

cual lo llevo a enfrentarlo de manera vertiginosa ante oponentes como Maxie

Shapiro, Jackie LaMotta, Sammy Angott, Fritzie Zivic, Jackie Wilson, Izzy Jannazzo

y Henry Armstrong, entre otros calificados rivales, Capturando la  corona welter 

que estaba acéfala, al superar por puntos en 15 giros a su compatriota

Tommy Belt, el 20 de diciembre de 1946 en la denominada Babel de Hierro.

 

 

Luego de ese triunfo, "Sugar Ray" Robinson elevó su foja a 73 triunfos, 44 de

ellos por nocaut, un empate y un revés; Extraordinario..!!! Su única derrota había

sido ante el legendario Jack LaMotta, que le había derrotado el 5 de febrero de

1943 en la propia casa de Sugar, en Detroit, la tierra de los automóviles.

 

Robinson tomo desquite y derrotó  a LaMotta en las otras cuatro oportunidades,

la última de esas el 14 de febrero de 1951 en Chicago, Illinois, la tierra del

gansterismo, saliendo airoso Robinson por KOT en el décimo round, obteniendo de paso su

primer título en los medianos; durante ese combate no se registraron caídas.

 

 

Luego en su vertiginosa carrera fue aniquilando a opositores como Jimmy Doyle,

Chuck Taylor, Bernard Docusen, el cubano ex campeón mundial  Gerardo

González "Kid Gavilán", Charles  Fusari, entre otros; el antillano González

opuso resistencia y no fue fácil doblegarlo; perdió su faja mediana ante el británico

Randy Turpin en decisión de los jueces el 10 de julio de 1951 en Londres, fue

su segunda derrota y la primera vez que le arrebataban una faja ecuménica;

pero su orgullo, su amor propio estaba herido, lacerado, y en septiembre de

ese año, dos meses después, tomó revancha al superar a Turpin, al que fulminó

en 10 rondas en Nueva York.

 

 

Luego, después de dos exitosas defensas ante los encopetados Carl "Bobo"

Olson y Rocky Grazziano, a los que se impuso por puntos y nocaut en el tercer

capítulo, respectivamente, optó suicidamente optar por el fajón semi pesado que

ostentaba Joey Maxim, pero fracasó y anunció su retiro; sin embargo, el gusanillo

del boxeo comenzó a inquietarlo, y luego de dos  años retirado de los gimnasios,

decidió regresar para vencer al hawaiano Olson y obtener su tercera  diadema

universal de las 160 libras, el 9 de diciembre de 1955 en Chicago, Illinois.

 

 

Realizó dos defensas, la primera de esas ante el propio Olson en Los Ángeles,

California, fulminándolo en cuatro episodios, y en la segunda resigna el título

el 2 de enero de 1957 al perder por decisión en 15 asaltos ante el audaz  joven

Gene Fullmer, ante quién tres meses después volvería a tomar desquite al

propinarle una dosis de cloroformo y anestesiarlo en el quinto round,

adjudicándose su cuarta corona mundial de peso mediano.

 

 

Tras dos exposiciones de su título, lo perdió en 15 vibrantes y sangrientos asaltos

ante el ítalo estadounidense Carmen Basilio, el 23 de septiembre de 1957 en el

mítico escenario de béisbol: el Yankee Stadium, en Nueva York; sin embargo,

en la revancha Robinson logra sacarse la espina y destrona a Basilio.

 

Vendría su declive, luego que el 22 de enero de 1960 en Boston, Massachusetts,

en la primera defensa de su quinto reinado en los medianos, el "azuquita' cae

derrotado en 15 candentes rounds ante el ascendente Paul Pender, quien volvería

a derrotarlo por puntos en una segunda oportunidad; Robinson no se resignaba,

alegaba tener fuerzas para seguir peleando, y el 3 de diciembre de ese 1960

empata en 15 giros ante su enconado rival Gene Fullmer.

 

Su tesón era envidiable, se empecinaba en seguir combatiendo pese al deterioro

de los años, y es así que el 4 de marzo de 1961 vuelve a disputar el cintillo orbital

mediano ante Fullmer y éste lo derrota por decisión unánime en 15 vueltas,

constituyéndose en su última oportunidad de disputar un título mundial.

 

 

Tras cuatro años de trasegar por los cuadriláteros después de ese revés ante

Fullmer, el viejo Robinson luego de efectuar 46 combates, decidió a sus 44 años

de edad realizar un combate el 10 de noviembre de 1965 en Pittsburgh,

Pennsylvania, cayendo por puntos en 10 vueltas ante el desconocido Joey Archer;

su fin boxistico había llegado tras una exitosa carrera plegada de triunfos, títulos

y récords.

 

 

En 1967 fue intronizado con todos los honores al Salón de la Fama del boxeo;

A la edad de 68 años  falleció víctima de un paro cardiorespiratorio, el 12 de abril

de 1989 en su natal Detroit.

 

Hoy revivimos la historia de quien consideramos ha sido el mejor boxeador en

toda la historia, Sin lugar a duda. 

.

  • Patrocinador
  • Compartir :


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores