Generales

Fecha de publicación: Martes, 14 de Agosto de 2018 Hora: 09:13:59

Multimedia


La Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar EDURBE, entidad que terminó quedando en manos absolutas del distrito de Cartagena, definitivamente se convirtió en el mecanismo más eficaz y corrupto de contratar a dedo y de volarse todas las normas legales para la contratación pública regladas en la Ley 80 y demás normas sucesivas.


En la línea del tiempo es fácil encontrar como durante los últimos cuatro gobiernos de Cartagena, EDURBE ha sido la entidad por medio de la cual se desvían dineros en una oprobiosa intermediación para sacar grades partidas de supuestas obras que en su mayoría nunca son ejecutadas a cabalidad, y algunas ni siquiera de manera incipiente.


FRENTE A FRENTE supo de un documento de 12 páginas emitido por la Procuraduría General de la Nación donde le solicita a la alcaldesa encargada de Cartagena, Yolanda Wong, que suspenda uno de los seis millonarios contratos que en los últimos días le ha entregado a dedo a la cuestionada y desprestigiada Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar, EDURBE.


¿QUÉ DICE LA PROCURADURIA?

La Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales precisó tajantemente en el documento remitido a la alcaldesa Wong Baldiris, que en ese contrato adjudicado por amiguismo y a dedo, no se ofrecen soluciones para mejorar las condiciones ambientales de los cuerpos de agua de la ciudad, y que además no cuenta estrictamente con los requisitos de ley.


Se trata del contrato por $14.999 millones para la “gerencia integral para contratar obras de relimpias en el caño Juan Angola y de las lagunas de Marbella y el Cabrero”, obras e interventorías de la misma que ya fueron subcontratadas por EDURBE por un valor menor al que le pagó la Alcaldía y el cual le deja una ganancia cercana a los 800 millones de pesos.


Sobre este oscuro asunto la Fundación Cívico Pro Cartagena FUNCICAR ese dinero se lo habría ahorrado la Administración de Yolanda Wong si hubiera realizado el contrato con una licitación pública desde su unidad de contratación o la secretaría de Infraestructura.
IMPRECISIONES

En el pronunciamiento de la Procuraduría, el ente de control expuso varias de las imprecisiones del contrato que la llevaron a solicitarle a la alcaldesa Wong la suspensión del mismo o su no ejecución, ya que en el aparte de elaboración de propuesta económica el contrato establece que el contratista deberá cumplir las condiciones y especificaciones técnicas de la obra; sin embargo, ni ese aparte ni en ningún otro ítem del contrato se explica cuáles son esas condiciones y especificaciones, es decir “se la pusieron de papayita”.


Según la Procuraduría, las obligaciones técnicas plasmadas en el contrato no corresponden a un contrato de relimpias de caño, como es del caso, “sino a construcciones civiles: replanteo, excavación, exploraciones de campo, ensayos de laboratorios de suelo, elaboración de planos y control de calidad del concreto (…) el documento denominado anexo técnico que aparece publicado dentro de la invitación corresponde al mismo denominado análisis del sector”, indicando ello según las observaciones hechas por el Ministerio Público que se trataría del plagio de otro contrato con el EDURBE no tuvo en cuenta el objeto del contrato de relimpias al momento de elaborar el documento.


. .

  • Patrocinador
  • Compartir :


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores