Generales

Fecha de publicación: Miercoles, 21 de Julio de 2021 Hora: 07:49:07

Multimedia

 

La Alcaldía de Cartagena adjudicó a comienzos del pasado mes de junio, ocho mil millones de pesos aproximadamente para  reparcheo y arreglo  de las principales vías en las tres localidades de la ciudad, acomodadas y priorizadas por los tres alcaldes locales según sus conveniencias, pero cumplidos ya casi dos meses  después de la selección de los tres contratistas que ejecutarán las obras, sobre esa anunciada inversión persisten varias dudas y las obras no arrancan, esperando que llegue el invierno fuerte y las lluvias provoquen sobrecostos más atrasos en las mismas.

 

Aunque el secretario de Infraestructura, Luis Villadiego, ha manifestado que el sistema de monto agotable de ese contrato  facilitará los trabajos y que de la interventoría dependerá que se ejecuten a cabalidad, hay al menos tres preguntas que rondan este primer proceso de obras viales después de 20 meses del gobierno de William Dau; continua sin saberse por lo menos.

 

La fecha exacta de inicio de las obras; El número de tramos viales que la Secretaría de Infraestructura intervendrá con los 11.54 kilómetros contratados; El tiempo de ejecución de cada uno de los tres frentes de trabajo, pues los cronogramas coinciden con la temporada de lluvias de este segundo semestre del año; La fecha exacta para la intervención de las vías en las tres localidades de Cartagena, incluidas arterias principales como la Avenida Santander, Nuevo Bosque y Ronda Real, y varias del Centro Histórico, aún es incierta por cuenta de los trámites que el Consorcio INTERVIAL CARTAGENA 2021, creada recientemente y que todavía carece de RUT para contratar.

 

 

Lo anterior fue ratificado por el Secretario de Infraestructura quien el 14 de julio, dijo ante el Concejo en un debate de control político que las actas de inicio aún no se habían suscrito porque el interventor INTERVIAL CARTAGENA 2021 debía tramitar ante la DIAN el Registro Único Tributario (RUT) para obtener la póliza de seguro, y sin ese trámite, las obras no pueden iniciarse; todo lo anterior señala una gr4an anomalía contractual, y es que se contrató con una empresa que ni siquiera tenía en su momento un REGISTRO UNICO TRIBUTARIO.

 

LAS OBRAS EN SI

 

Dada la flexibilidad de la figura del MONTO AGOTABLE, los contratistas y el interventor podrán cambiar y definir los frentes de trabajo, Y  también podrá hacerlo el Distrito por razones financieras o técnicas; por ejemplo, puede cambiar las vías, proyectadas desde finales del año pasado, si encuentra condiciones físicas muy distintas por las lluvias recientes y tras un semestre de desgaste.

 

FRENTE A FRENTE  conoció que la mayor parte de los recursos se destinarán para la Avenida Santander y el retorno del sector Ronda Real; El resto se dividirá entre el contraflujo de Nuevo Bosque o transversal 53, las calles del Centro Histórico, Getsemaní y barrios de las tres localidades, Dijo el  Secretario de Infraestructura.

 

Lo más grave de todo este proceso enmarañado es que no hay certeza de que todas las vías anunciadas puedan ser intervenidas por el valor licitado, o sea que hasta donde llovió hubo barro, y habrá obras hasta donde alcance el dinero, poniendo en peligro la culminación de muchas obras iniciadas.

 

.

  • Patrocinador
  • Compartir :


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores