Generales

Fecha de publicación: Martes, 05 de Mayo de 2020 Hora: 06:06:42

Multimedia

Audio publicación

 

ESCUCHE AQUÍ DECLARACIONES DEL VEEDOR DE SALUD CESAR CARCAMO

 

Un verdadero estado de emergencia es el que se vive en el sector de la salud de Cartagena, tanto a nivel de la red pública como en las clínicas y hospitales de la red privada, ante la falta de recursos y equipos para atender esta emergencia sanitaria, que ya ha cobrado la vida de 30 personas.

Está claro que las autoridades de Salud como EL DADIS  y la ESE no están actuando con prontitud ante la emergencia social, y ambiental que se vive con la pandemia del Coronavirus; desde el 8 de marzo, día del primer caso, hasta hoy, 5 de mayo se ha reportado estadísticamente de manera oficial que  existen 353 casos de Coronavirus y 30 muertos, pero esta cifra es mayor ya que mucha gente confinada en sus casas, no es atendida ni tenida en cuenta por los entes de salubridad.

“Aun esperamos la dotación hospitalaria y hospitales auxiliares.

Todo ha quedado en anuncios;  lo programado, requerimientos de adecuaciones, dotación de equipamiento y funcionamiento de las primeras 64 camas de UCI, no se han materializado, la idea del el Coliseo Rodrigo Valdez y el Hotel Caribe, ha quedado en veremos cómo también la ampliación de camas para casos no críticos y lo que observamos es improvisación, mientras la ESE Cartagena de Indias, quiere instalar camas en El Pozón, Bicentenario y Arroz Barato, propuesta que ha sido rechazada por la comunidad”.
Según se han expresado dirigentes de la salud.

FRENTE A FRENTE ha  intentado de manera infructuosa obtener una respuesta por parte del DADIS o de su equipo de prensa  y no ha sido posible dialogar con el director, porque la respuesta de su periodista ha sido que “al doctor Fortich no le gusta hablar por teléfono”.

Por su parte veedor en salud César Cárcamo manifestó en forma preocupante “Estamos bajo la bendición de Dios.

Realmente en estos momentos la ciudad está desprotegida”.

Renuncias masivas de médicos en la Clínica del Bosque, Blas de Lezo y San José de Torices, por falta de pagos de sus honorarios y carencia de equipos de bioseguridad e insumos ha disparado las alarmas, hasta el punto que la gente no sabe para dónde coger, con las patologías tradicionales, que no han dejado de golpear a la ciudadanía.

Hoy algunas EPS e IPS que le adeudan dineros al Hospital Universitario han tenido dificultades para que le atiendan pacientes sospechosos que esperan la prueba de confirmación del Covid19, lo han rechazado y han tenido que trasladarlos a Barranquilla, ciudad que vive una situación similar o peor a la de Cartagena.

El estimativo prometido era adicionar de 800 a 1.000 camas hospitalarias y UCI entre  150 a 200 y todavía se esperan.

“La responsabilidad la tienen los gerentes de las clínicas privadas con el mismo número de camas disponible que han tenido”, confluyó manifestando César Cárcamo, veedor de Salud.

 

.

  • Patrocinador
  • Compartir :


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores