Opinion

Fecha de publicación: Miercoles, 25 de Marzo de 2020 Hora: 06:28:39

Multimedia

 

Por: HUMBERTO MERCADO PÉREZ

 

 

La primera parte del titular de ésta columna MANDAN GUEVO, fue la frase de combate de mi gran amigo Haroldo José Payares Benítez, a quien todos conocen por cariño como “El Goyo Payares”; y aunque muchas veces me burlaba de ella en su columna semanal del Diario La Verdad, que tuve a bien dirigir por casi diez años en dos temporadas, hoy la traigo para encabezar este escrito, porque me llena la indignación que siento ante tanta desfachatez.

 

Decían mis antepasadas abuelas cuando una persona pretendía más de lo normal, que era “PECHUGONA”; y hoy no encuentro palabra diferente para calificar a los grandes ricos de Colombia; esos que son dueños de bancos, supermercados, grandes industrias, cadenas de radio y televisión, y cadenas de almacenes quienes prefieren en medio de la crisis seguir pisándole la cabeza a la persona del común, que sacrificar algunos recursos en favor de los más necesitados trabajadores colombianos.

 

Me refiero concretamente a los verdaderos ricos de este país, a los Santo Domingo, a los Ardila Lulle, a los Sarmiento Angulo, al Sindicato Antioqueño, a los Char; a los que con su dinero pueden vivir diez o veinte vidas de lujo como las que están viviendo; es un llamado razonable para que asuman también la responsabilidad social que tienen y le den un valor a la vida de las demás personas, más que el valor que le dan a su dinero; por encima de cientos de miles  de familias vulnerables. 

 

¿Y LOS RICOS DE CARTAGENA QUE?

 

Pero todavía más indignación produce la mezquindad de LOS RICOS DE CARTAGENA, que se hacen los ciegos, sordos y mudos en medio de la crisis que vive la ciudad y se aferran fuertemente a sus capitales dentro y fuera del país, sin mirar hacia abajo, y cuando lo hacen es solo para ver a quien están pisando o sobre quien están caminando, y me refiero a  Rafael Simón del Castillo, la familia salas Trujillo, Saverio Minervini, Familia Gedeón, Familia Amín, Familia García romero, Familia Román, Rolando Bechara, Familia Henrriquez Emiliani, Familia Trujillo Vélez, Familia Vélez Trujillo, Amaury Covo Segrega, Guillermo Ramírez Jiménez, y algunos otros que se me escapan por el momento, pero que están allí agazapados mirando lo que sucede.

Estos son los buenos ejemplos que se deben seguir: el “Grupo Semana donará 10.000 mercados para niños vulnerables y sus familias”.

“Arturo Calle cierra sus tiendas pero le seguirá pagando a sus 6 mil trabajadores”.

“Crepes & Waffles: cierre sin despidos; Esta popular cadena cerró los locales de sus restaurantes y envió a los empleados a sus casas espetándoles el sueldo”.

¡Aplausos por eso! Sí se puede, estos son apenas unos ejemplos de que ustedes pueden ayudar a financiar mejor esta crisis.

 

El portal “Las 2 Orillas” lo ha dicho claramente, que no todo se le puede cargar al Estado, es una mentira que el Estado debe ser el único que puede hacerle frente a esta crisis, por eso no puede ser que el Gobierno Nacional disponga que la plata para enfrentar esta crisis saldrá del Fondo de Ahorro y Estabilización del Sistema General de Regalías y de aportes de los fondos de pensiones  por intermedio del Fonpet.

 

Estos son ahorros para generar más desarrollo, menos pobreza en las regiones, y para cubrir pasivos pensionales de las entidades territoriales.

 

Y como dicen “Las 2 Orillas” ahora resulta que la plata saldrá de los ahorros de los que menos tienen poder económico y los verdaderos ricos de este país a salvo con sus fortunas; flotando en sus botes salvavidas de lujo en medio de un mar de inequidad, y que el Gobierno Nacional habla de no acaparar en esta crisis, pero sí protege las acaparadas fortunas de los más poderosos.

¿Así es que se construye país?

.

  • Patrocinador
  • Compartir :


¿Quieres aparecer en la publicidad!?

patrocinadores